Páginas vistas en total

miércoles, 14 de marzo de 2018

BACK TO THE FRONT

No! No voy a escribir una entrada dedicada a uno de los cortes de Master Of Puppets! Ya hice en su día la entrada hablando de esa obra maestra del Metal. Hacer otra sobre una de sus canciones no sería descabellado y bien lo valdría, pero en este caso ese título me ha venido que ni pintado para hablar de mi particular vuelta al frente... laboral en este caso.



Casi 2 años exactos tras mi despido por sorpresa volví a las andadas. 2 días más de calendario y la coincidencia hubiese sido cuanto menos curiosa. Si! He vuelto! Y he de confesar una cosa: Lo hago muy orgulloso de mí mismo!

En otras 2 ocasiones tuve una sensación similar: cuando comencé a trabajar como vendedor en una tienda de instrumentos musicales y como jefe de almacén en otra de ciclismo. Matizo lo de similar, pues esta vez la satisfacción personal es muchísimo mayor. En los anteriores episodios habían factores comunes. El primero, eran mundos directísimamente relacionados con lo que eran más que aficiones formas de vida (la música y el deporte). El segundo y más importante, que los busqué yo!

Vaya novedad, no? Todo el mundo los busca, no? Si, todo el mundo, cuando lo necesita, busca trabajo. Yo no buscaba trabajo... buscaba ESOS trabajos. Luego el día a día deshacía a diferentes velocidades la dulzura inicial y, lógicamente, cada sorbo era un poco más amargo.

El resto de trabajos de mi vida me encontraron ellos a mí, como cuando un compañero de clase dijo "quien quiere un curro?" llegando al instituto una fría mañana de 1990, o como cuando murió mi padre y me endosaron su trabajo, dejando además uno de los 2 mencionados anteriormente. Aquello fue un palo muy duro por el como y el cuando de ese hallazgo laboral. Tampoco cuando por voluntad propia dejé el mundo del ciclismo lo hacía como mío... aposté por un trabajo que no me acababa de convencer, ganando mucho menos, con la célebre promesa de un aumento de sueldo (no hace falta decir que nunca llegó) empujado sobretodo por, eso si, un mejor horario... de ahí fue de donde fui eyectado.

Cuando eso sucedió y pasado el periodo de duelo decidí apostar por un cambio, y un cambio de verdad. No se trataba de pasar de un almacén de Bicicletas a otro de todo tipo de productos, y de ahí a otro de vayaustedasaber... quería volver al mundo de la enseñanza que fue mi primera labor. Es curioso que no lo he mencionado como uno de "mis trabajos" pero realmente me gustaba mucho y, modestia aparte, sabía y me hacían saber que se me daba bien. Aproveché mi situación para formarme para ello.

Durante ese periodo tomé varias decisiones arriesgadas: Me ofrecieron varios trabajos de nuevo como Responsable de Almacén... y los rechacé. Tenía sentido no ser consecuente conmigo mismo? Para mi no... Sé que tal vez muchos pensaréis que claro, que eso por que me lo podía permitir, que soy un bohemio y que tenía que hacer como todo ciudadano de bien (copyright PP), pillar lo que cae. Si, me lo podía permitir tanto como que mi mujer se quedaba en paro cada año con las uvas, siempre con la incertidumbre de si volvería a conseguir algo y además sin derecho a paro, con 2 niños pequeños, hipoteca y todos los gastos que normalmente todas las familias tienen. No creáis que no sentía vértigo cada vez que decía NO a aquellas ofertas, pero por suerte tuve todo el apoyo de mi familia y seguí estudiando.

Tampoco los estudios fueron un camino de rosas. Ya lo he comentado alguna vez pero... os ha dado alguna vez algún cólico nefrítico? Os han dado diferentes cólicos nefríticos seguidos durante meses? Pues ese periodo lo sufrí durante el curso de Formador. La lógica decía que no podía ir a clase pero unas pocas ausencias y perdería el derecho de tan sólo examinarme. Mis compañeros de clase pueden dar testimonio sobre el careto que llevaba durante muchos días. Me cuidaron un montón y aun recuerdo las bromas que me hacían los días que por lo que sea apenas notaba dolor y mi semblante cambiaba. El curso me apasionaba y cuando hice las prácticas y volví a enfrentarme a alumnos me sentí como pez en el agua, un agua cuyo olor y sabor recordaba como si hubiese estado nadando en ella el día anterior.

Empecé a hacer prospección de donde podría empezar a ejercer como formador autónomo y tuve la suerte de tener pronta respuesta de un par de sitios... y ahí estoy! Además entrando por la puerta grande, al menos para mi. Dando clases a gente que, como yo hace poco, se encuentra sin trabajo y tienen la esperanza de que el volver a hincar los codos les pueda volver a hacer entrar en la rueda.

No voy a negar los nervios del primer día... el primero? Creo que estoy nervioso cada día! Pero no por miedo, sino por auto exigencia. He puesto toda la carne en el asador y creo que ese entusiasmo se contagia a mis alumnos (como decía una de mis profesoras: para motivar hay que estar motivado!). Se muestran colaborativos, se interesan de verdad por la materia, y una cosa que me encanta: Se cuestionan cosas de las que explico y me lo hacen saber! Luego lo razonamos entre todos pues no quiero aseverar verdades absolutas, sino que vean el porqué de las cosas. Debería ponerme alerta y percibir eso como una pérdida de autoridad? Para mí es un éxito el que tengan la iniciativa de darme sus puntos de vista razonados y con respeto. No soy un sabelotodo y así se lo comuniqué a mis alumnos el primer día, así como que yo quiero aprender de ellos.

Hace unos días le comentaba a mi mujer, tras no parar de hablar durante días de las clases, que era la primera vez en mi vida en la que no paraba de hablar de mi trabajo y no era por cosas malas.

Si! Lo conseguí! Hago más horas que un reloj entre las que estoy ejerciendo y las que estoy preparando materiales, implementando cosas nuevas, intentando resolver dudas de días anteriores... pero lo hago ilusionado como nunca. Como les voy a fallar? Han puesto su confianza en mí, y hablo de los alumnos! Eso sería fallarme a mí mismo, a todo el tiempo y esfuerzo que he invertido en llegar hasta aquí!

Si! Vuelvo a estar en el frente, disparando y recargando sin parar! Gastando la munición más agradecida que he usado nunca!

5 comentarios:

  1. Vuelves a estar al frente! Jamás dudé de que lo conseguirías.
    No fue fácil apoyarte estos dos años, porque como dices, ha sido duro.
    Pero lo lograste! Disfruta!
    Seguro que te mantendrás al frente mucho tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sin tu ayuda hubiese sido imposible! Te quiero!

      Eliminar
  2. Es genial dedicarse a lo que a uno le gusta y como dices tú con mucho orgullo por el esfuerzo que te ha costado, que os ha costado como familia que estas cosas siempre son de todos. Enhorabuena por esta nueva etapa y os deseo que todo a partir de ahora sea así, alegría y muchas ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! La verdad es que es una satisfacción muy grande que hacía mucho tiempo que no podía darme... Ahora toca dar continuidad y seguir hacia adelante! Gracias de nuevo y un abrazo!

      Eliminar
  3. ¡¡¡Mi más sincera enhorabuena Hermano!!! Me alegro mucho, pero mucho mucho, que hayas toado puerto en lo que al trabajo se refiere... Y me das envidia también (de la sana), porque yo ya he renunciado a hacer nada que me guste de verdad y trataré de sobrevivir con lo que me toque que en estos tiempos de abundancia de trabajo (copyright PP jajjaja), ya es bastante.
    Pues lo dicho, a disfrutarlo y que sea para muchos años!!! Por cierto, que creo que debes ser un gran profesor: una gran suerte para tus alumnos.
    Un abrazo!!! Wassail!!!

    ResponderEliminar